N°11 año 2020

31 de marzo

Las niñas de Guatemala

A tres años de la tragedia

El 8 de marzo de 2017, en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción, en San José de Pinula, murieron quemadas 41 niñas y adolescentes, y 15 resultaron gravemente heridas. Tres años después de esta tragedia todavía no hay una sentencia de la Justicia de Guatemala. Por esa razón, Incide Joven y la Articulación Feminista Marcosur (AFM) realizaron acciones de incidencia conjunta con el objetivo de exigir justicia y reparación, y presentó en dos ocasiones este caso como Causa Abierta.

Florencia Roldán

Causa Abierta (CA) es un evento público centrado en llamar la atención a los gobiernos de América Latina y el Caribe para que se cumplan los compromisos asumidos en el Consenso de Montevideo y la Agenda 2030 sobre desarrollo sostenible. Sobre la tragedia de Guatemala, CA se presentó por primera vez en Lima (Perú) durante la III Conferencia Regional de Población y Desarrollo en la que la organización integrante de la REDLAC[1]. Dado los pocos avances de justicia, Causa Abierta insistió en diciembre de 2019, esta vez en la capital de Guatemala.

Antecedentes

En Guatemala existen dependencias de la Secretaría de Bienestar Social (SBS) – pertenece a la Presidencia de la República– que están destinadas a la protección de niños, niñas y adolescentes en riesgo. El Hogar Seguro Virgen de la Asunción, creado en 2010, debía ser uno de ellos. Entre 2012 y 2016, la Oficina del Procurador de Derechos Humanos (PDH) recibió 45 denuncias sobre vulneración de derechos de las y los adolescentes que allí vivían. El Ministerio Público y la Oficina Contra la Tortura de Guatemala no dieron respuestas. En noviembre de 2016, el PDH solicitó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) medidas cautelares a favor de las niñas, niños y adolescentes que residían en el hogar, que fueron otorgadas el 12 de marzo de 2017: cuatro meses después de que sucediera la tragedia.

Es importante mencionar aquí el listado de riesgos consignados por la CIDH en las medidas cautelares: hacinamiento de cerca del 200%; hechos de maltrato por parte de las y los monitores; una posible red de trata; enfrentamientos con las fuerzas de seguridad en los intentos de fuga; denuncias de violencia sexual ejercida contra los niños, niñas y adolescentes por parte de varios empleados del Hogar, y de prácticas de castigo semejantes a la tortura.

Los hechos[2]

El 7 de marzo de 2017 las adolescentes del Hogar realizaron una manifestación para denunciar los malos tratos y la violencia sexual que sufrían puertas adentro. Posteriormente, varones y mujeres realizaron una fuga masiva de la institución, pero pocas horas después fueron capturados violentamente por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC); los efectivos usaron armas de fuego y gas pimienta.

Después de haber sido capturados, no fueron regresados a sus dormitorios, sino que estuvieron bajo la custodia de la PNC fuera del Hogar. Los adolescentes varones fueron regresados a sus dormitorios aproximadamente a la una de la mañana del 8 de marzo. A las 56 adolescentes mujeres las encerraron en un salón denominado “la escuela”, un espacio de 47 metros cuadrados, sin baño ni agua potable, en el que cada una tenía 80 centímetros para moverse. En ese lugar acomodaron 22 colchonetas sin forro, sin sábanas, ni ponchos para abrigarse (Goldman, New Yorker, 2017 y Ramos, Publinews, 2018). Frente a estas condiciones inhumanas de encierro, durante la mañana del 8 de marzo las mujeres continuaron manifestando su indignación por los malos tratos y el sometimiento. A continuación, empezó el fuego dentro del salón.

Durante el incendio, las adolescentes pidieron auxilio a la policía que las custodiaba para que les permitiera salir. Según testimonios de las sobrevivientes, la policía les negó la salida y expresaron frases como: “que sufran esas desgraciadas, así como fueron buenas para fugarse, que sean buenas para aguantar el dolor”. La policía vio cómo se quemaron, pero no abrieron la puerta. Como resultado del incendio 41 fallecieron y 15 resultaron gravemente heridas: son 56 las víctimas de la tragedia (Méndez- Arriaza, Nómada, 2017).

El informe elaborado por UNICEF (noviembre de 2017) sobre la situación en que se encontraban las niñas, niños y adolescentes institucionalizados en el Hogar en el momento de la tragedia y luego de esta, son alarmantes:

  • 44 fallecidos: 41 niñas durante el incendio y 3 adolescentes que habían vuelto con sus familias y fueron asesinados en sus comunidades.

  • 2 niñas aún se encontraban hospitalizadas en Estados Unidos.

  • 33 están desaparecidos, con activación de la Alerta Alba-Kenneth[3].

  • 223 se encuentran con sus familias. De ellos, el 58% vive en el interior del país.

  • 39 egresados de sistema de protección por mayoría de edad.

  • 124 están en hogares públicos. De ellos, 44 niños, niñas y adolescentes tienen discapacidad.

  • 120 están en hogares privados.

  • 5 adolescentes volvieron a su país de origen.

  • 9 adolescentes que volvieron con sus familias se encuentran ahora en centros de jóvenes en conflicto

  • 1 adolescente en familia sustituta, es decir una familia que no necesariamente puede estar conformada por personas que compartan la misma sangre, sino un grupo de personas que conformen familia y adopten y/o brinden abrigo temporal a las y los niños y adolescentes.
     

La tragedia del Hogar “seguro” evidenció la irresponsabilidad del Estado de Guatemala en el cuidado de niños, niñas y adolescentes en situación de vulnerabilidad, y dejó de manifiesto las severas condiciones de violencia y discriminación a las que deben enfrentarse y la poca o nula preocupación gubernamental por garantizar las condiciones para la vida y el desarrollo de los NNA institucionalizados/as.

Causa Abierta a Guatemala

La sociedad civil guatemalteca se ha movilizado innumerables veces para exigir justicia y reparación para las víctimas y familiares de la tragedia. Incide Joven, especialmente, ha jugado un rol fundamental al realizar acciones de seguimiento e incidencia política en diversos Comités de Derechos Humanos de Naciones Unidas, el Comité para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer (CEDAW), el Comité de los Derechos del Niño, el Comité de Derechos Humanos sobre el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y el Comité Contra la Tortura y Otros Tratos Crueles, Inhumanos y Degradantes. Como se mencionó al inicio, presentó el caso durante Conferencia Regional de Población y Desarrollo en Lima, Perú Incide Joven.

En aquella ocasión, expertas/os en la materia lo analizaron y establecieron que más allá de las responsabilidades concretas, la responsabilidad última es del sistema estatal que no cumplió con sus obligaciones de proteger la vida y la integridad personal de los NNA residentes en una institución a su cargo. Por lo tanto, el Estado de Guatemala debe tomar medidas intersectoriales para eliminar los riesgos de vivir en los “Hogares seguros”. Esto incluye regulación y fiscalización conforme con estándares internacionales para prevenir y eliminar los riesgos, así como también el diseño de estrategias para la desinstitucionalización de los NNA e inmediatas medidas de reparación y protección de las víctimas sobrevivientes de la tragedia[4].

En diciembre pasado se volvió a realizar Causa Abierta: Hogar Virgen de la Asunción. El objetivo fue movilizar un debate nacional en torno al incumplimiento del Consenso de Montevideo y de las recomendaciones realizadas en la primera versión de Causa Abierta (2018). Se conformó una agenda que incluyó la presentación por parte de la AFM de los antecedentes y las recomendaciones de Causa Abierta. Desde Incide Joven se presentaron los avances y retrocesos en torno al caso y desde el Sector de Mujeres se expuso una mirada crítica sobre la situación de las niñas y adolescentes en el país. Line Bareiro, ex integrante de la CEDAW, lo hizo desde el marco internacional de derechos humanos. Varios y diversos medios de comunicación realizaron entrevistas y cubrieron el evento. Cada vez son más los y las periodistas comprometidos en investigar e informar sobre esta tragedia que el 8 de marzo cumplió tres años sin justicia y sin reparación de ninguna clase.

[1] Red Latinoamericana y Caribeña de Jóvenes por los derecho sexuales. Sitio web: http://jovenesredlac.org/project/incidejoven/ 

[2] Para ampliar la información consultar aquí https://www.mujeresdelsur-afm.org/causa-abierta/

[3] https://www.albakeneth.gob.gt/

[4] Disponible en https://www.mujeresdelsur-afm.org/materiales-anexos-a-causa-abierta/